Inclusión y educación ambiental: junto a Cascos Verdes trabajamos en Salta por Un Mundo sin Residuos

02/12/2021

Nos asociamos con la ONG Cascos Verdes para difundir la importancia del reciclaje entre los vecinos y turistas que pasaron por el Complejo del teleférico.

Promover la inclusión social de jóvenes con discapacidad intelectual a través de un tema urgente como es la protección del ambiente. Ésa es la misión de la ONG Cascos Verdes, que desde 2007 avanza en Buenos Aires y Salta con un claro doble objetivo: “Unimos el eje de trabajo que tiene que ver con la inclusión al cuidado del ambiente y lo materializamos en un programa de educación ambiental. Así, en alianza con distintas universidades, la persona con discapacidad intelectual puede acceder, por primera vez, a vivir una experiencia universitaria de cuatro años”, resume Lucas Puente, Director Ejecutivo de Cascos Verdes.

Durante los últimos dos años del curso, los alumnos deben realizar actividades prácticas para implementar y comunicar sus conocimientos. “Además de poner en valor lo aprendido, esto genera un desarrollo de las habilidades sociales como la confianza y la oratoria”, explica Lucas. Y cuenta que en este camino, la ONG comenzó a trabajar en Salta con Arca Continental Argentina, la embotelladora de Coca‑Cola en esa provincia, para darle impulso a Un Mundo Sin Residuos, el compromiso global del Sistema Coca‑Cola para recuperar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030.

De esa alianza surgió una acción conjunta en el Complejo del Teleférico San Bernardo y durante cuatro fines de semana los estudiantes de Cascos Verdes se ubicaron en el ingreso y en la cima del famoso cerro salteño para concientizar y capacitar a los visitantes y vecinos sobre la separación de residuos. “La propuesta era ver cómo los educadores de Cascos Verdes podían agregar valor a la campaña. El feedback fue buenísimo; la gente se acercaba a los cestos especialmente distribuidos en la zona y conversaba con los chicos para aprender más sobre la temática. Nos sorprendimos porque muchos desconocían el impacto de no separar residuos y qué producto son reciclables”, destaca Lucas, quien resalta que el apoyo del Sistema Coca‑Cola es fundamental para garantizar que el mensaje ambiental llegue a más personas. “Se necesita que otros actores puedan generar acción y ahí el sector privado tiene la ventaja del impacto masivo”, resalta.

Por el Programa de Educación Ambiental de Cascos Verdes ya pasaron casi 500 personas y unas 80 mil recibieron los mensajes de las capacitaciones que brindaron los alumnos. Y durante la pandemia hubo que amoldarse al formato virtual por primera vez, experiencia que le permitió a Cascos Verdes lanzar un nuevo curso de dos años de duración y, así, expandir su alcance.

Read Time

What others are reading

More to enjoy