Santa Teresita se sumó a #MiPlayaSinResiduos para impulsar el reciclaje en la zona

07/02/2022

Con la instalación de un Eco Punto de seis bocas en un lugar clave de la ciudad balnearia, Reginald Lee, nuestra socia embotelladora en la zona, colabora con la red de recolección diferenciada del Partido de la Costa. Un paso más que damos juntos en el compromiso que asumimos por Un Mundo Sin Residuos.

Cae la tarde en Santa Teresita y por la avenida Costanera circula mucha gente, en su mayoría turistas que acaban de decretar el final de un día de playa perfecto. Uno de los lugares con más movimiento es la calle 39, a metros de la réplica de la carabela Santa María, un ícono turístico de la ciudad. Es allí, en esa ubicación inmejorable, donde desde esta temporada funciona un nuevo punto limpio de seis bocas, que ofrece una gran oportunidad para generar conciencia sobre la importancia de darle a los residuos un destino en armonía con el planeta y la propia comunidad.

El contenedor fue colocado por el Sistema Coca‑Cola en el marco de su campaña #MiPlayaSinResiduos, iniciativa que impulsa en este verano el trabajo conjunto de la Compañía, sus socias embotelladoras (en este caso Reginald Lee) y los municipios para alcanzar Un Mundo Sin Residuos. “Es importante el compromiso de todos los actores de la sociedad para fomentar la separación en origen y reinsertar estos desechos, que en realidad son recursos, dentro de la cadena productiva. De esta manera incentivamos la economía circular y le damos trabajo a muchas personas”, dice Sabina Nieto,  al frente de la Secretaría de Desarrollo Sostenible y Ambiente del Partido de la Costa.

En este camino, el municipio trabaja codo a codo con la cooperativa Reciclando Vidas, que se encarga de la recolección de los reciclables en todo el Partido. Fuera de temporada, gestionan unas 40 toneladas de residuos sólidos mensuales, pero estiman que la balanza dará un salto importante cuando se cuantifique lo recolectado durante el verano. “Hay que pensar que de marzo a diciembre vivimos unas 140 mil personas en esta zona, pero entre enero y febrero pueden pasar hasta 4 millones. Los volúmenes de material que recuperamos son altísimos”, anticipa Mariano Boccazzi, Presidente de la cooperativa.

Pero el desafío no los intimida: Reciclando Vidas nació hace un año y medio como un proyecto pequeño, orientado a darle una nueva oportunidad a quienes buscan un oficio, pero gracias a la buena respuesta de los vecinos tuvo un crecimiento que les permitió expandirse en muy poco tiempo. “Empezamos con un galpón en Santa Teresita y enseguida sumamos otro en Mar de Ajó. Pero ahora nos están quedando chicos, así que gracias al Municipio vamos a agregar un tercer espacio sobre la ruta donde, inclusive, podremos agregarle valor a lo que hacemos, como fabricar algún producto a partir del plástico recuperado”, celebra Mariano.

Este sentido, Sabina resalta la importancia de sumar puntos limpios a la red de recolección diferenciada. “El trabajo dignifica, pero cuando lo que estás haciendo también tiene que ver con el otro es mucho mejor. Que nos paren en la calle cuando vamos con los bolsones y nos feliciten por lo que hacemos nos ayuda a crear otra mirada del mundo”, concluye Mariano.

Read Time

What others are reading

More to enjoy